Idiomas

Soluciones CORTIZO en dos edificios bioclimáticos del Parque Científico y Tecnológico de Cantabria

EDIFICIOS DE OFICINAS PARA QUITER Y C&C EN SANTANDER, CANTABRIA. ARQUITECTO: FERNANDO GONZÁLEZ ÁLVAREZ INSTALADOR: ALUMINIOS SAN MARTÍN

 

El nuevo Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN) es una iniciativa del Gobierno de Cantabria que funciona como punto de referencia para la interacción y la innovación económica y empresarial en la Comunidad Autónoma, siendo un espacio orientado a agrupar y fomentar la creación de empresas innovadoras basadas en la ciencia y tecnología y en el desarrollo del conocimiento. Por su carácter emblemático, se espera que opere como motor de la cultura científica y tecnológica y el desarrollo de I+D+i en Cantabria.

 

CORTIZO ha sido el sistemista elegido por el arquitecto Fernando González Álvarez para dar solución a la totalidad de los cerramientos de dos de los edificios que integran el Complejo. Se trata de las sedes centrales de CIC, empresa de Ingeniería y desarrollo de proyectos informáticos y de comunicaciones, y de QUITER, compañía dedicada al diseño, desarrollo, implantación y soporte de DMS (sistema para las redes de distribución de automóviles).

 

Como las necesidades de ambas empresas eran similares, y las parcelas eran contiguas,  se procedió a realizar un único proyecto, con el fin de hacer un acceso a los garajes común y así optimizar al máximo el espacio destinado a aparcamiento bajo rasante, con lo que se rentabilizaba el número de plazas de aparcamiento logradas.

 

El arquitecto optó por el diseño de una edificación que aprovechase urbanísticamente al máximo la ordenanza del PCTCAN y la morfología del terreno lo cual dio como resultado la realización de dos edificios de cinco plantas, tres sobre rasante y dos bajo rasante, con  una gran zona central abierta que sirve de núcleo de comunicación de toda la edificación, tanto visual como física.

 

La estructura de los edificios, es muy clara con fachadas de piedra  y vidrio. “Se ha pretendido  construir los mismos con una imagen moderna con formas geométricas simples, y  a su vez con la utilización de materiales que le diesen una sobriedad perdurable en el tiempo”, explica Fernando González.

 

El acceso se desarrolla desde las dos calles existentes, uno desde el viario interno o  calle peatonal por planta baja y otro desde el viario municipal por planta  semisótano, con la realización de una escalinata que da acceso a una pequeña plaza de  que engrandece la edificación, al verse desde el mismo las cuatro plantas de las que consta, en el exterior.

 

Según explica el arquitecto Fernando González Álvarez “Uno de los factores fundamentales que ha primado en el diseño de los  edificios, es el conseguir un ahorro energético máximo y la utilización en los mismos de  las nuevas energías”. En este sentido, y en relación a los cerramientos, el Departamento de Arquitectura e Ingeniería de CORTIZO, liderado por Domingo Brión, trabajó mano a mano con Fernando González para poder dar la mejor respuesta a las exigencias del proyecto aportando soluciones que asegurasen los más elevados niveles de eficiencia energética y sostenibilidad. Se pretendía, no sólo dar cumplimiento a la normativa vigente,  sino desarrollar nuevas soluciones encaminadas a realizar edificios lo más autónomos posibles y con un tipo de energía limpia.

 

En las fachadas Sur, Suroeste, Oeste y Sureste se optó por el sistema Fachada Ventilada de CORTIZO, un doble sistema de fachada ligera, estructural o semiestructural en su estética exterior, que incorpora una cámara de 140 mm. entre los vidrios exterior e interior para permitir la ventilación natural de la fachada, reduciendo el calentamiento debido a los rayos solares ya que “refrigera el edificio” logrando una gran eficiencia energética del mismo. Se colocó en estas fachadas un vidrio exterior 6/12/5 bajo emisivo con control solar y un vidrio interior 4/12/4. Con aperturas proyectantes en la hoja exterior, y practicables en la hoja interior, la fachada ventilada incorporó también una veneciana entre la piel exterior y la interior. En la fachada Norte, se optó por el sistema Fachada Estructural de CORTIZO, un sistema de fachada ligera cuya principal característica es la combinación de esbeltez con su resistencia frente a la acción del viento. El acristalamiento se produce por medio del pegado del vidrio con silicona estructural a un bastidor de aluminio que incorpora un perfil anodizado apto para este pegado estructural, de tal manera que la estética exterior de la fachada es de sólo vidrio visto. Se colocó en estas fachadas un vidrio exterior 6/12/5 bajo emisivo con control solar.

 

Asimismo, se colocó un lucernario central a dos aguas con un vidrio 4+4/12/4+4 y unas rejillas perimetrales para ventilación que permite el máximo aprovechamiento de la iluminación natural durante gran parte del día.

 

Por último, se instalaron lamas de protección solar móviles y motorizadas de 250 mm para reducir la incidencia de los rayos solares y generar un mayor ahorro energético en la edificación.

 

Todos los sistemas de cerramiento colocados en ambos edificios, fueron instalados por la empresa cántabra Aluminios San Martín, instalador oficial de CORTIZO, y ensayados en el Centro Tecnológico CORTIZO con el que cuenta la compañía gallega en su sede central de Padrón (A Coruña) alcanzando las más exigentes prestaciones en materia de eficiencia energética y aislamiento acústico.

 

Esta combinación de soluciones ha permito conseguir una clasificación energética B, según el estudio de un organismo independiente. “Se trata de un resultado  muy  por encima de lo requerido por la normativa vigente para este tipo de edificaciones”, explicó el arquitecto Fernando González.

Enlaces de interés

Empresa

Contacto

2017 CORTIZO