Idiomas

Sistemas CORTIZO en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo: cerramientos de vanguardia para arquitectura sanitaria

Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo Arquitecto: luis vidal + arquitectos (LVA) Instalador: Arteal, Carmetal, Ferga, Ventanales Caamaño, Vilares Chas



El  nuevo Hospital Público Álvaro Cunqueiro de Vigo es un proyecto de luis vidal + arquitectos (LVA), un estudio madrileño que en sus 11 años de trayectoria se ha posicionado como uno de los referentes nacionales e internacionales en el mundo de la arquitectura. Este reconocimiento lo ha logrado, entre otros muchos factores, gracias a su labor en diversas obras aeroportuarias como la Terminal 2 de Heathrow, el aeropuerto de Zaragoza o la T4 de Barajas, de la que Luis Vidal fue director de Arquitectura. De la  experiencia adquirida en esos trabajos nació su filosofía de “Hospitales aeroportuarios” aplicada en una nueva generación de centros sanitarios basada en una rápida adaptación del edificio a diferentes escenarios, el estudio de los flujos de circulación de individuos, la orientación intuitiva o la responsabilidad medioambiental. Ejemplos de ello son este Hospital Álvaro Cunqueiro, el Hospital Infanta Leonor de Madrid o el Hospital Can Misses de Ibiza.

Ubicado en la localidad de Beade, en la zona sur de Vigo, el Hospital Álvaro Cunqueiro es uno de los más grandes de Europa con una superficie total construida de más de 280 000 m². CORTIZO, líder español en el diseño de sistemas de aluminio para la arquitectura, fue el elegido por luis vidal + arquitectos para dar soluciones en materia de cerramientos. Los departamentos de I+D+i y Arquitectura e Ingeniería de la compañía gallega colaboraron con el estudio para prestar la asistencia técnica adecuada a las necesidades del proyecto: un hospital de futuro, tecnológico y de vanguardia.


  • Edificación modular y flexibilidad constructiva en un hospital diseñado para el paciente

Luis Vidal planteó el centro hospitalario con el objetivo de lograr el mayor bienestar posible en los pacientes, adaptándolo a sus necesidades y a las de sus acompañantes. Para lograrlo, el estudio madrileño optó por una sencilla legibilidad del edificio y del espacio, con recorridos claros y bien organizados con los que facilitar la orientación de los usuarios. La presencia de luz natural y las vistas al exterior son factores que ayudan a crear un entorno agradable y confortable, contribuyendo a la humanización del edificio y a disminuir la tensión asociada a la hospitalización. Luis Vidal hace uso de una “arquitectura curativa” en la que se da prioridad a los usuarios y a su bienestar y recuperación, en oposición a los hospitales de dimensiones masivas predominantes durante el siglo XX. La luz, los colores, los materiales, las texturas, la acústica o el espacio son elementos que adquieren protagonismo en sus proyectos. Esa apuesta por el color se hace visible en este nuevo hospital de Vigo. En él se ha utilizado pintura prismática caracterizada por el cambio de tonalidad cromática en función de la luz y el ángulo de visión. De este modo, se ha conseguido romper la monotonía del edificio, el cual se enmascara  de forma camaleónica con su entorno.

El Hospital Álvaro Cunqueiro se estructura a partir de una espina central que conecta los diversos módulos verticales que lo integran. De este modo, se conforma un edificio organizado, fundamentalmente, en tres grandes áreas: zona destinada a consultas externas, área de hospitalización y bloque técnico. Todas ellas con accesos independientes y diferenciados.

A su vez, se planteó el proyecto en 8 plantas con funcionalidades bien definidas. El acceso principal se localiza en la Planta 0 a través de un gran hall de distribución. En este nivel también se encuentran varias áreas de docencia, dependencias administrativas, zonas de trabajo no sanitarias y un jardín ubicado sobre el área de consultas externas, localizada justo  en la planta inferior. En la primera planta, destinada a la hospitalización, empiezan las velas que caracterizan al centro. Si ascendemos al segundo nivel continúan las zonas de hospitalización y se localizan las áreas de Investigación, Rehabilitación y Desarrollo. Las Urgencias se ubican en la planta tercera, quedando la cuarta reservada para el área técnica del hospital, el bloque quirúrgico, las unidades de críticos, neonatos y más espacios de hospitalización. Los sótanos 2 y 3 están destinados al aparcamiento.

Cabe destacar que este centro sanitario ha sido planteado con una flexibilidad constructiva que permitiría su crecimiento desde la espina central hacia el exterior, por adición de pabellones o por crecimiento vertical, si surgieran nuevas necesidades.


  • Máxima luminosidad interior con cerramientos energéticamente eficientes

En su apuesta por otorgar gran protagonismo a la luz natural, en luis vidal + arquitectos optaron por la utilización de sistemas de cerramiento que respondieran a esa necesidad de máxima luminosidad interior. Para ello, se decantaron por soluciones como la fachada TPH 52 de CORTIZO en la que se combinan la eficiencia energética y la integración con el conjunto. Este sistema ha sido instalado en los bloques de hospitalización para el cerramiento de la cara norte, en la planta 0 y en los patios interiores. Se trata de un  sistema mixto con una sección vista interior de 52 mm, máxima capacidad de acristalamiento de 44 mm y una gran zona de rotura de puente térmico. Estas características, unidas a la utilización de composiciones de vidrio de grandes espesores y energéticamente eficientes, le aseguran unas excelentes prestaciones térmicas y acústicas. Además, este muro cortina mantiene el binomio presor-tapeta en las juntas horizontales mientras que en sus aristas verticales se fija mediante las grapas y el perfil en U. Presenta diversas posibilidades de tapeta: en forma de H, elíptica y rectangular.
En los módulos que constituyen la espina central y el área de docencia del Hospital también se ha utilizado la fachada TPH 52. Sin embargo, en este caso el Departamento de Ingeniería y Arquitectura de CORTIZO ha diseñado una solución ad hoc para fijar mecánicamente el vidrio en vertical mediante un perfil de aluminio con forma de omega.

La fachada TPH 52 de CORTIZO está integrada por un sistema de base con una amplia gama de montantes y travesaños lo que ha permitido dar respuesta a las diferentes necesidades estéticas y constructivas que planteaba el proyecto. Los montantes y travesaños enrasados y a diferentes niveles que permiten desagües en cascada, junto con pipetas y piezas de continuidad, garantizan la total estanqueidad, drenaje y evacuación del cerramiento. Las máximas prestaciones de este muro cortina están avaladas por los excelentes resultados logrados en los bancos de ensayo AEV, obteniendo la Certificación CWCT según la Normativa Británica.

 

Otra de las soluciones elegidas por luis vidal + arquitectos para el cerramiento del Hospital Álvaro Cunqueiro ha sido el sistema de ventana COR 70 Hoja Oculta CC16 RPT de CORTIZO, instalado en las áreas de hospitalización, de docencia y en el bloque técnico. Con su perfilería de sección vista de 70 mm  y una superficie de acristalamiento máxima que puede llegar a un 85% de vidrio del total de la ventana, se asegura el óptimo aprovechamiento de la luz natural. El diseño de la ventana COR 70 HO CC16 permite mantener la hoja oculta desde el exterior, de manera que resulta imposible distinguir las zonas fijas de las que poseen apertura. De este modo, se consigue una perfecta homogeneidad con la estética de la fachada. Nos encontramos ante una solución que aúna la apuesta por el diseño atractivo y la  máxima eficiencia energética (transmitancia Uw desde 1,3 (W/m²K). Estas prestaciones están avaladas por las inmejorables clasificaciones en ensayos AEV: permeabilidad (4), estanqueidad (E1500), y resistencia al viento (C5).


  • Un  proyecto sostenible reconocido con certificado BREEAM® en Fase de Diseño


Este proyecto basado en la sostenibilidad y la eficiencia energética ha tenido su reconocimiento con la obtención del certificado BREEAM® en Fase de Diseño. El Hospital Álvaro Cunqueiro se convierte en el primer centro sanitario español que recibe esta distinción que avala la construcción sostenible. A ello han contribuido un conjunto de soluciones estructurales, energéticas y de adaptación arquitectónica al entorno que lo convierten en un edificio eficiente y respetuoso con el medioambiente.

Entre las medidas adoptadas se encuentra la producción de energía térmica mediante calderas de biomasa, consiguiendo de este modo una reducción de las emisiones de CO2. Además, la utilización de cubiertas ajardinadas con especies vegetales autóctonas, la recuperación de aguas de lluvia, la adaptación arquitectónica al entorno, la puesta en valor del ámbito rural en el que se integra el edificio o el empleo de refrigerantes ecológicos han contribuido a lograr un edificio eficiente y  respetuoso con el medioambiente.

Otro de los reconocimientos logrados por este proyecto de luis vidal + arquitectos ha sido el  Premio Internacional al Mejor Proyecto Sanitario del Futuro, otorgado en el VIII Congreso Mundial de Diseño y Salud celebrado en Malasia en 2012. La Academia Internacional de Diseño y Salud reconoció con este galardón “la visión y capacidad innovadora y de propuesta para el hospital del siglo XXI”.


FICHA TÉCNICA

OBRA: Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo
UBICACIÓN: Vigo (Pontevedra)

ARQUITECTO: luis vidal + arquitectos (LVA)

Socios LVA: Marta Cumellas, Óscar Torrejón, Luis Vidal

Coordinador de proyecto: David Ávila

Director de proyecto en fase de proyecto: Isabel Gil

Director de proyecto en fase de obra: Francisco Sanjuan

ARQUITECTOS COLABORADORES: Jacobo Rodriguez-Losada / Vicente Fernández-Couto

CERRAMIENTOS: Cortizo
SISTEMAS CORTIZO UTILIZADOS: Fachada TPH 52 (ad hoc), Panel composite, COR 70 HO CC16, COR 3500

INSTALADORES: Arteal, Carmetal, Ferga, Ventanales Caamaño, Vilares Chas
FOTOGRAFÍA: Eduardo Irago

Enlaces de interés

Empresa

Contacto

2017 CORTIZO